Continuación de La ruta del Road Trip por Francia

 

He partido este viaje en dos partes por facilitar la lectura. En la parte 1 de 2 del Road Trip por Francia hicimos este trozo:

  • Cruce de frontera España-Francia entre Irún y Hendaya
  • Saint-Vincent-de-Paul, 1 noche
  • Cozes, 2 noches
  • La Roche-sur-Yon, 1 noche
  • Saint-Lyphard, 4 noches
  • Auray, 3 noches

En la parte 2 os explicaré nuestras experiencias de las siguientes paradas:

  • Dinan, 3 noches
  • Honfleur, 3 noches
  • Cour-Cheverny, 5 noches
  • Albi, 4 noches
  • Cruce de frontera Francia-España entre Le Perthus y La Junquera

 

Auray a Dinan

 

En unas 2 horas se va desde Auray a Dinan incluyendo una breve parada por el camino. Llegamos al norte de Bretaña que tiene un carácter diferente con algo más de influencias de las islas Británicas por su cercanía; por ejemplo Saint Malo sólo está a 70 km de la isla británica Jersey. Esta parte recibe bastante más turismo británico que el sur de Bretaña. Las playas aquí con su fuerte oleaje ya no son tan adecuadas para niños que se quieren bañar como las playas del sur de Bretaña.

Nos quedamos con ganas de ver Île de Bréhat, pero por falta de tiempo no podía ser. No obstante, no nos podemos quejar demasiado porque vimos muchas cosas bonitas en estos días de la estancia en Dinan.

 

Dinan

 

Vistas de Dinan

Vistas de Dinan y sus antiguas murallas del siglo XIII

 

La maravillosa ciudadela de Dinan ha conservado casi intacto sus murallas de tres kilómetros, junto con una pasarela desde donde se ven las casas de finales de la Edad Media. Rara vez Dinan es invadida por turistas. No hay museos esenciales, la arquitectura más memorable es vernácula en lugar de monumental. Sin embargo la parte que más nos ha gustado es la zona del Puerto de Dinan que está por debajo de las murallas del siglo XIII.

Puerto de Dinan
Puerto de Dinan por la noche

 

Dinard

 

Paseo en Dinard con St Malo en el horizonte
Paseo en Dinard con St Malo en el horizonte

 

En el pasado, la ciudad de Dinard era un pueblo de pescadores, pero hoy en día se parece más a una ciudad de la Costa Azul que una ciudad bretona. El cambio vino en siglo XIX con la llegada de adinerados ingleses y americanos siendo actualmente más bien un destino para ricos jubilados. La costa es preciosa con sus chalets impresionantes y los  barcos de vela. Hay varios paseos de ronda como el Promenade du Clair de Lune donde se pueden ver palacios, torres, mar y playas. Se puede observar la marea baja y alta y es un buen sitio donde estar con niños sin tráfico de coches.

Barcos en Dinard
Barcos en Dinard

 

Fort la Latte

 

Fort la Latte
Fort la Latte

 

Si vais siguiendo la costa hacia el oeste de Dinard llegáis a Cap Fréhel con su intacto Fort la Latte que a menudo se usa en grabaciones de películas. Las vistas de la costa de Émeraude son fantásticas!

St Malo

 

Fortaleza de St Malo
Fortaleza National en St Malo

La Ciudadela amurallada fue construida con la misma piedra granítica que Mont-St-Michel. Originalmente era una isla fortificada en la boca del río Rance controlando no sólo el estuario sino también el mar abierto más allá. Hoy en día está adjunto a la tierra firme siendo el lugar más visitado de Bretaña gracias a su casco antiguo de alto valor arquitectónico. Las calles peatonales con casas restauradas de los siglos XVII y XVIII son una delicia. Después de la segunda guerra mundial el 80% de la ciudad se tuvo que reconstruir piedra por piedra. Las playas limpias de St Malo son bastante adecuadas para niños porque forman pequeñas bahías protegidas de olas fuertes. Cuando la marea es baja se puede andar hasta la isla Grand Bé.

La Ciudadela de St Malo
La Ciudadela de St Malo

 

Monte Saint-Michel

 

Monte St Michel desde lejos
Monte Saint-Michel desde lejos

Cuando yo era niño tenía un póster de Monte Saint-Michel en mi dormitorio y siempre soñaba con este maravilloso lugar. Fue uno de los highlights del Road por Francia. La isla que está en la frontera entre Bretaña y Normandía en el pasado también se conocía como «el monte en peligro del mar». En la edad media muchos peregrinos se murieron por la arena movediza cuando intentaron cruzar la bahía con sus mareas. En el siglo XI comenzaron las obras de la característica abadía que hay en la cima. El Monte Saint-Michel ha cumplido con nuestras expectativas aunque sea un sitio masificado lo cual dificulta andar por las calles estrechas. Si venís con un bebé o niño pequeño os aconsejo ir con un portabebés porque las callejuelas son empinadas y con tanta gente es mejor evitar llevar un carrito de bebé. Lo más bonito de la visita es acercarse lentamente por la pasarela con esas vistas únicas.

Vistas desde Mont St Michel
Vistas desde la cima del Monte Saint-Michel con las mareas en el fondo

 

Dinan a Honfleur

 

Después de la espléndida estancia en Dinan seguimos nuestro viaje a Honfleur y por el camino Lara nos dió un espectáculo de Kung Fu donde nos reímos mucho.

Lara haciendo Kung Fu

Lara haciendo Kung Fu en Le France 

 

Caen

 

Abbatiale Saint-Étienne de Caen
Abbatiale Saint-Étienne de Caen

Paramos en Caen para dar una pequeña vuelta. Caen es una palabra celta que significa campo de batalla y esta ciudad realmente ha vivido muchas guerras y batallas. La segunda guerra mundial devastó gravemente a esta ciudad cuando la batalla de Caen duró dos meses para los aliados para conquistar a Caen. No es un lugar donde uno tiene ganas de pasar muchos días, pero sigue siendo un sitio interesante.

Iglesia de St-Etienne-le-Vieux de Caen
Iglesia de St-Etienne-le-Vieux de Caen

 

Honfleur

 

Vieux Bassin de Honfleur
Vieux Bassin de Honfleur

La mejor preservada de los antiguos puertos de Normandía es Honfleur la cual es una ciudad costera casi perfecta si no fuera por la ausencia de una playa. En el pasado había playa, pero el sedimento del río Seine ha alejado la ciudad del mar. No obstante el bonito puerto Vieux Bassin está conectado por un canal con la ayuda del dragado del río. Los barcos de pescadores siguen llegando a este puerto para traer pescado fresco cada  día. La iglesia de St-Étienne al este del bassin es ahora un museo marítimo que combina modelos de barcos con antigüedades de Normandía.

 

Saint Catherine's Catholic Church - Honfleur
Saint Catherine’s Catholic Church – Honfleur

Casas tradicionales de Honfleur

Casas tradicionales de Honfleur

 

Arromanches

 

Periódico del Museo del desembarco Día D de Arromanches
Mulberry harbour de Arromanches

La razón principal de irse a Arromanches es para ver el puerto artificial Mulberry Harbour donde los aliados llegaron el 6 de junio 1944 en la segunda guerra mundial. Dos millones y medio de hombres y medio millón de vehículos llegaron durante la invasión. El espléndido museo del desembarco que está cerca de la playa explica muy bien la historia de ese histórico evento. Hay modelos, maquinaria y películas que atribuye a reconstruir lo que pasó aquí para librar a Francia de los alemanes. Musée du Débarquement

No obstante, el pueblo en si, también es agradable con sus calles peatonales, bares y restaurantes. La playa de arena invita a practicar windsurf y las tablas de windsurf se alquilan cerca de la playa.

Si vais 6 km al oeste de Arromanches llegáis a Longues-Sur-Mer desde donde son 1.5 km más hacia el norte para visitar La Batterie de Longues-sur-mer que representa el mejor conservado puesto defensivo de los alemanes nazi. Consiste de 4 búnkers nazi desde donde poderosas baterías de artillería aún señalan hacia el mar. La entrada es gratuita. Puede resultar más interesante contratar a un guía que explica bien la historia.

 

Periódico del Museo del desembarco Día D de Arromanches

Periódico del Museo del desembarco Día D de Arromanches

Los restos del puerto de Mulberry en Normandía
Los restos del puerto de Mulberry en Normandía

Tanque americano del desembarco Día D

Tanque americano del desembarco Día D

 

Étretat

 

Étretat playa
Étretat playa

La playa más impresionante de todo el Road Trip por Francia fue la playa de Étretat y sólo tenéis que ver la foto de arriba para entender por qué. Lo mejor es pasar un día entero aquí tomándolo con calma. Tenéis fantásticas vistas desde tres diferentes miradores que os he marcado en el mapa de abajo. Si posible, visitad los tres y sacad el máximo de fotos que después os darán mucha alegría. Para tomar un café os recomiendo Aux Délices de Naty que tienen ricos pasteles recién hechos y té&café. Si queréis comer o cenar hay la opción de ir a Le Homard Bleu que está a pocos pasos de la playa teniendo vistas al mar. Otra opción es visitar el Restaurant Lann-Bihoué que tiene mejor calidad-precio, pero sin vistas.

 

Honfleur a Cour-Cheverny

 

Vistas del casco antiguo de Angers
Vistas del río Maine y el castillo de Angers

Desde nuestro alojamiento más al norte de nuestro viaje, Honfleur, empezamos a bajar hacia el sur donde esperaba otro plato fuerte – El valle de Loira con sus castillos de cuento de hadas. Para aprovechar este día madrugamos bastante yendo directamente hacia Angers sin pararnos por el camino. Lara se durmió durante todo el trayecto, menos mal. En general en este viaje evitamos hacer trayectos muy largos en coche. Además según nuestra experiencia, es peor viajar la segunda mitad del día cuando los niños ya están más cansados.

La primera parada del día fue Angers con su castillo del siglo IX de enormes torres. La ciudad tiene mucho encanto, así que merece la pena dar una buena vuelta por sus callejuelas .

Calles de Angers
Calles de Angers

Los jardines del castillo pueden dar buenos momentos de descanso. Hicimos un picnic en los jardines del castillo donde Lara aprovechó para correr y jugar.

Lara en el jardín del castillo de Angers
Lara en el jardín del castillo de Angers

Castillo de Angers

Castillo de Angers con jardines coloridos e impecables

La próxima parada fue Chinon siendo muy recomendable elegir la carretera D952 que sigue el cauce del río Loire. Por el camino hay sitios bonitos como Saumur y Montsoreau, pero casi todos los pueblos en esta área tienen harmonía con unos paisajes de colinas y viñedos.

Lara marcha hacia el Castillo de Montsoreau
Lara marcha hacia el Castillo de Montsoreau

El trayecto fue muy largo hoy, más aún para una niña pequeña, así que nos saltamos el castillo Azay-le-Rideau que teníamos pensado ver. Llegamos muy cansados, pero contentos a Cour-Cheverny ya por la tarde.

 

 

Alojamiento de Cour-Cheverny

 

Le Clos des Perraudières - la casa con su jardín
Le Clos des Perraudières – la casa con su jardín

No detallamos todos los alojamientos de cada parada del Road Trip por Francia, sino sólo los que de verdad nos han convencido mucho. En Cour-Cheverny encontramos una auténtica joya de alojamiento, así que a continuación os doy toda la información:

  • Les Clos des Perraudières, 89 Voie des Perraudieres, 41700 Cour-Cheverny. Es una casa rodeada de un cuidado jardín con flores que tiene 5 habitaciones para huéspedes. La dueña es muy simpática y tiene una cocina grande y comedor a la disposición de los huéspedes. Tuvimos «La mésange» que consiste en dos dormitorios (una cama doble y una cama individual) comunicados y un baño. Pasamos muchos momentos relajantes en el jardín donde Lara podía correr y pasarlo bien. El castillo Cheverny está a poco distancia y desde aquí se pueden visitar muchos de los famosos castillos del valle de Loira. Le Clos des Perraudières
"<yoastmark
Lara en su habitación de Les Clos des Perraudières

"<yoastmark

Lara en el jardín de Les Clos des Perraudières

 

Zoológico de Beauval

 

Normalmente no nos gustan los zoológicos por encerrar a animales en espacios pequeños, pero la dueña de Les Clos de Perraudères nos aconsejó ir a este zoológico por ser muy respetuoso hacia los animales. Después de tantas visitas culturales Lara se mereció un día de diversión, así que pasamos todo un día en este enorme zoológico.

Un oso panda comiendo bambú
Un oso panda del zoológico de Beauval comiendo bambú

Lara realmente se lo pasó genial aquí! Con las 600 especies que tiene, es la mayor diversidad de animales en Francia. Hay una pareja de pandas con un bebé panda en el zoológico de Beauval con un apetito incansable de comer hojas de bambú.

Zoo Beauval

 

Los 6 castillos más famosos del valle de Loira

 

He hecho una entrada especial sobre algunos castillos preciosos del valle de Loira y si os interesa, podéis leer más en este enlace: Los 6 castillos más bonitos del Valle de Loira

 

Cour-Cheverny a Albi

 

Después del valle de Loira sólo nos quedaba la visita a Albí. Madrugamos para irnos pronto hacia el sur sólo haciendo parada en el pequeño pueblo Uzerche que tiene unas vistas impresionantes desde la iglesia Saint-Pierre. Merece la pena subir a la zona alta del pueblo.

 

 

Albí

 

Albí con puentes del río Tarn
Albí con puentes del río Tarn

Al final del Road Trip por Francia improvisamos un poco porque recibimos una recomendación sobre Albí por parte de mis cuñados Pili&Gabi que habían estado en Albí algunas semanas antes del mismo verano. Realmente fue una de las mejores sorpresas de este viaje. Recomendamos explorar esta ciudad desconocida llamada Albí la roja por el color de su ladrillo.

Calle típica de Albí
Calle típica de Albí

Su rico patrimonio arquitectónico no tiene nada que envidiar a ciudades más famosas. Albí es una subprefectura que se extiende alrededor de la plaza del Vigan, más activa que la zona de la catedral y la ciudad antigua. Nos hospedamos en el excelente Bed&Breakfast Villa Caroline donde la atención del madrileño Mario fue de lo mejor posible con buenas recomendaciones de la zona. El desayuno en la preciosa terraza con vistas al río fueron uno de los mejor momentos del Road Trip por Francia. Mario y su pareja son abogados que se cansaron de la vida estresante de Madrid y se mudaron a la tranquila Albí para cambiar su estilo de vida probando la suerte de montar un Bed&Breakfast. Por juzgar por la altísima puntuación de clientes satisfechos (9.8 de 351 comentarios) en Booking, les ha ido de maravilla.

Vistas desde Villa Caroline hacia la majestuosa catedral Saint Cécile
Vistas desde Villa Caroline hacia la majestuosa catedral Saint Cécile

 

Cordes-sur-Ciel

 

Subiendo al casco antiguo de Cordes-sur-Ciel
Subiendo al casco antiguo de Cordes-sur-Ciel

A menos de media hora en coche desde Albí se encuentra el bonito pueblo medieval Cordes-sur-Ciel que está sobre un monte con calles estrechas. Recomiendo aparcar el coche por debajo del pueblo para después subir caminando lentamente absorbiendo poco a poco el ambiente del pueblo. Impresionan sus murallas y la Maison du Grand Veneur que es un edificio hermoso del siglo XIV com unas ventanas magníficas.

Halles de Cordes-sur-Ciel
Halles de Cordes-sur-Ciel

 

Albí a Le Perthus

 

En vez de ir por autopista a Toulouse, optamos por ir a Castres lo cual te permite ir más tranquilamente por carreteras secundarias mirando paisajes. Hicimos una parada en Carcasona donde siempre es agradable dar una vuelta.

 

Comentarios finales

 

Espero que esta parte del Road Trip por Francia os haya parecido interesante. Si no habéis leído la parte I, tenéis el enlace aquí: Road trip por Francia – parte 1(2)

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Mario Pircher

Finalidad: Moderar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: Webempresa

Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba