Introducción

 

Ambiente en Largo do Senado
Ambiente en Largo do Senado

Más que nada, en Macao se trata de disfrutar del ambiente contrastante, una mezcla de relajado ritmo mediterráneo y chino agitado, arquitectura colonial hermosa y bien conservada, templos chinos tradicionales y rascacielos ultramodernos, excelentes sabores macaneses y, por supuesto, dim sum chino.

Nosotros visitamos Macao desde Hong Kong en una excursión de 1 día, pero no es mala idea dormir algunas noches en Macao para poder descubrir más rincones interesantes.

 

Historia de Macao

 

A principios del siglo XVI los portugueses establecieron bases muy pequeñas en Goa, India, y Malacca, Malasia. En 1557 los portugueses lograron persuadir al fin a los oficiales chinos locales para que les arrendaran una península con una muy buena situación estratégica en la desembocadura del delta del río Perla, dotada de magníficos puertos naturales y conocida como Macao (Aomen). Por sus importantes contactos comerciales con Japón, así como con India y Malasia, los portugueses se encontraron enseguida en la privilegiada situación de ser los únicos agentes para la actividad mercantil en una completa extensión del este de Asia. A los chinos les estaba prohibido salir al exterior para negociar con sus productos, y otros extranjeros no portugueses no tenían permiso de entrada en puertos chinos. Por lo tanto el comercio luso experimentó una gran expansión y Macao se hizo inmensamente rico.

Cuando los británicos por fin consiguieron su propia parte de terreno de costa más al este en 1841, el estatus de Macao se hundió definitivamente. A pesar de la introducción del juego legal hacia 1850, como un medio desesperado de asegurar algún tipo de ingreso, todo el comercio se había perdido virtualmente en beneficio de Hong Kong.

Después del acuerdo con Gran Bretaña de 1984 respecto al futuro de Hong Kong, las autoridades chinas accedieron a negociar el retorno formal de Macao. En 1999 se entregaba el último trozo de suelo asiático en manos europeas.

Los portugueses dejaron una herencia de bastante baja intensidad: los macaenses, descendientes de parejas mixtas chino-portuguesas, muchos de los cuales están enteramente arraigados en el mundo fundamentalmente chino de Macao, pero que aún mantienen tradiciones portuguesas y hablan ese idioma.

Azulejo portugués de Macao
Azulejo portugués de Macao

 

Llegada

Probablemente visitáis Macao desde Hong Kong por lo cual existen diferentes opciones de transporte:

  1. Coger un ferry desde Hong Kong Sheung Wan (Outer Harbour) que está cerca de la parada de metro Sheung Wan. Se tarda 1 hora y se llega a Macau Outer Harbour Ferry Terminal. Desde el puerto de Macau salen autobuses frecuentes hacia el centro.
  2. Coger un autobús desde Jordan, 505 Canton Road, hasta Sands Macau pasando por el puente más largo del mundo (55 km) entre Lantau Island y Macau. Se tarda 1 hora 40 minutos con tramos del puente por debajo del mar, o sea túneles.

 

Basílica de San Pablo

 

Ruinas de la catedral de San Pablo de Macao
Ruinas de la catedral de San Pablo de Macao

Con los mercaderes llegó el cristianismo, y entre las muy lujosas casas e iglesias construidas en Macao durante su fugaz medio siglo de prosperidad estaba la basílica de San Pablo, cuya fachada aún se puede contemplar hoy en día. Construida por los jesuitas, la iglesia fue destruida por un incendio en 1835, y lo que ves ahora es todo lo que quedó. Detrás de las ruinas, hay un pequeño museo con muchas estatuas y pinturas talladas, así como una cripta con los restos de mártires cristianos.

 

Largo do Senado

 

Largo do Senado
Largo do Senado

Este es el corazón de Macao, la plaza principal de la ciudad, rodeada por una colección de hermosos edificios coloniales: el Edificio del Senado Leal, la oficina de correos principal, hermosas iglesias, galerías, tiendas, incluso un Starbucks. Este es un gran punto de partida para explorar la ciudad. Puedes tomar el autobús n. ° 3 desde la terminal de ferry para llevarte hasta aquí y luego explorar a pie los alrededores. También es ideal para observar a la gente, este es el lugar para disfrutar del pulso de la ciudad.

Edificio colonial en Largo do Senado
Edificio colonial en Largo do Senado, Macao

 

Mandarin’s House

 

Esta casa de 4,000 m2 que consta de más de 60 habitaciones y una serie de patios, es la mansión más grande de Macao que aún existe. La joya de la corona del Centro Histórico de Macao, es una representación perfecta del patrimonio dual de Macao, con detalles arquitectónicos tanto occidentales como chinos. No te lo pierdas.

Construido alrededor de 1870, una vez tuvo vistas panorámicas del puerto interior. Su ocupante más famoso fue Zheng Guanying, cuya familia había vivido en Macao durante muchas generaciones.

 

Templo de A’Má

 

El templo más antiguo de Macao, dedicado a la diosa A-Ma, donde se origina el nombre de Macao. También conocida como Tin Hau en Hong Kong, A-Ma es la Diosa del Mar.

Este templo es uno de los favoritos entre los lugareños y es muy frecuentado, siempre lleno de actividad, quemando bobinas de incienso y mensajes de deseo de los muchos fieles que vienen a presentar sus respetos.

 

Fortaleza do Monte

 

Los jesuitas entre 1617 y 1626 construyeron esta fortaleza siendo la principal estructura militar defensiva de la ciudad. Estaba equipado con barracones militares, cañones, pozos y un arsenal con municiones y mantenimientos para sustentar el cerco de la ciudad durante 2 años. En forma de trapecio, la fortaleza cubre un área de 10 000 m2.

 

Cocina macanesa

 

Pasteles de Belén
Pasteles de Belén

La cocina macanesa tiene una historia de más de 400 años y se remonta a cuando Macao fue colonizado por los invasores portugueses. Combinando la cocina del sur de China y los ingredientes portugueses, las especias y las técnicas de cocina de los días coloniales de Macao, se fusionaron en un estilo distinto que se conoció como «Macanesa». Los platos clásicos macaneses incluyen tacho (un guiso de fusión hecho con ingredientes chinos y occidentales) cappela (un pastel de carne al horno hecho con queso, aceitunas negras y pan rallado, cubierto con tocino crujiente) y Minchi, una deliciosa combinación de carne picada de cerdo o carne (o una combinación de los dos), patatas picadas salteadas con cebolla y salsa Worcestershire. Un buen lugar para probar la cocina macanesa es el restaurante Litoral que está en R. do Alm. Sergio 261.

 

Enlace de interés

Lo más habitual es llegar a Macao desde Hong Kong y por lo tanto os dejo un enlace interesante sobre Hong Kong y qué se puede ver y hacer allí: Qué hacer y ver en Hong Kong con/sin niños

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Mario Pircher

Finalidad: Moderar los comentarios.

Legitimación: Tu consentimiento.

Destinatarios: Webempresa

Derechos: Acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba